Galiza.png España.png Unión_Jack.png

La base

Una feria de ciencias tiene una base: el desarrollo de proyectos. Los proyectos pueden ser de muchos tipos, así de reprodución de experiencias, construcción de modelos, estudios teóricos o bibliográficos, investigaciones científicas... No están claros los límites entre unos y los otros, pero sí que lo está que las posibilidades de aprovechamiento de unos y otros para los estudiantes varían según los niveles educativos con los que se pretende trabajar, siendo a partir de la ESO conveninte la tendencia a promover las investigaciones, sin olvidar la validez de las otras propuestas.

Analizando

Desafiaría a cualquiera a que me diga un tema en el que no se puede investigar. Los temas más difíciles pueden tener una aproximación fácil, un enfoque de divulgación, o la reproducción de un aparato, una toma de datos, etc. que los haga candidatos a pasar por una feria de ciencias sino como proyecto de investigación en otra de las categorías comentadas. En ese sentido, puede decirse con causa que todo, tanto nuestro entorno como nosotros mismos, puede ser investigado a uno u otro nivel en un proyecto de feria.
Para buscar un tema podemos comenzar a mirar alrededor nuestro, en la cocina, en el baño, en la limpieza de la casa, en el centro educativo, y formular preguntas sobre los objetos, las actividades, los usos, ... algo que puede ser animado por el profesor. Es una aproximación mucho mejor que procurar una experiencia ya realizada en algún sitio de internet, que será en general más fácil de reproducir, pero menos didáctica y marcando algo que se puede encuadrar en una reproducción, construcción de artefactos, ... pero no tanto un desarrollo mental, de conceptos y actitudes cara la investigación.
Así, que, por ejemplo, se puede plantear que ocupa más, un kilo de cerezas o un kilo de manzanas. Y, por que es ese el resultado?
Dicen que en una cuestión, bien formulada, ya está implícita la respuesta. De ahí la importancia de una buena formulación, adecuada a las posibilidades de quien va a intentar responderla. La pregunta anterior puede plantearse en diferentes niveles, pero a cada uno le corresponde una profundidad de respuesta y unas posibilidades diferentes. Por lo tanto deberá matizarse para cada uno de ellos. Y así, junto con el planteamento de la cuestión también puede darse alguna ayuda para comenzar la responderla, alguna información orientativa que precise más la respuesta esperada o que facilite llegar a ella, o ponga en la pista de las magnitudes que intervendrán en la investigación. Las cuestiones deben ser formuladas de forma que no se preste a equívoco la respuesta que se espera, o, en el caso más abierto, para feriantes mayores, más formados, dejando claro este abanico de posibilidades a precisar, pero nunca se debe pensar que se sobrentienden cosas. Es decir, que en la cuestión van implícitas una serie de condiciones que no nos preocupamos de explicitar: ese será el camino para que no exista acuerdo inicial y los primeros trabajos sean erróneos.
El inicio de los trabajos marcará también la conciencia de los problemas técnicos que se deben solucionar antes del problema básico implícito en la cuestión. Como se va a hacer la representación gráfica? Que medidas debemos representar? O bien, referido a la cuestión de que ocupa más, que tipo de manzanas vamos a usar? sirve cualquiera? como vamos a medir el volumen? dará igual el modo en el que lo midamos?
Es interesante hacer el tipo de preguntas que comunican ideas para temas de investigación con la base de que la limitación para la investigación está en poder interactuar. Y decir, los objetos que pueden cambiar son investigables, y otros que cambian con mucha dificultad, pero podemos medirlos de algún modo, también. Es decir, es necesario algún tipo de control, de modo preferible, medible numéricamente, para caracterizar la investigación como un acto científico.
Las experiencias pueden ser tan sencillas como se quiera. Así, el análisis del funcionamiento de un juguete, hecho por un niño de forma pensada, experimentando su comportamiento en diferentes circunstancias, haciendo variaciones en sus posibilidades, y tomando nota de lo que pasa, puede ser una investigación científica a presentar en una feria. Como dice el lema de Inice, "Toda idea es válida, toda actividad posible", matizando siempre que la diferencia está en el método, que es lo que hace que los resultados sean válidos o no, incluyendo el llegar a una expresión de resultados con las características de claridad, predicción y repetitividad usuales en la ciencia. Son necesarios tanto una cosecha de datos como un tratamiento de los mismos y unas conclusiones. La presentación posterior, si se obvian estos pasos, será una neblinosa reprodución de un modelo o algo artístico que puede ser bienvenido según el tipo de feria que se impulse, pero no científico.
Por lo tanto, un tema puede ser cualquier cosa. Remedando el título de Pierre Bordieu, 'Lección sobre la lección', el tema puede ser hasta el mismo tema, profundizando lo que se está haciendo aquí.

Para consultar

*Cap. II del 'Manual de ferias de Ciencia' (portugués)
*Como ejemplos de preguntas motivadoras, las que se reproducen en la convocatoria de los premios 'Luis Freire' de investigación científica para escolares.

Vuelta a Un poco de teoría
--
Nota sobre imágenes: apretando con el botón derecho del ratón sobre ellas, y escogiendo abrir nuna nueva ventana, en general podrán verse aumentadas de tamaño.
Esta página sobre Ferias de Ciencia en wikispaces fue editada 4 veces. La última modificación hasta el momento tuvo lugar en la fecha Jul 21, 2008 8:53 am.